¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicio después de una cirugía cerebral?

La tecnología ha hecho de la cirugía cerebral una operación algo rutinaria. Sin embargo, la neurocirugía lo coloca en riesgo de una serie de complicaciones médicas, de acuerdo con un artículo de octubre de 2011 en la “base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas”. El ejercicio regular puede ayudar a prevenir estos problemas. Todavía no está claro cuándo comenzar a hacer ejercicio después de la cirugía, pero los científicos han desarrollado modelos animales para abordar la cuestión. Hable con su médico antes de usar el ejercicio para facilitar su recuperación de la cirugía cerebral.

Período de Estabilización – Sin Ejercicio

La cirugía del cerebro podría tener un efecto adverso en su circulación. El monitoreo de los signos vitales puede indicar restricciones en el flujo sanguíneo. El ejercicio no puede comenzar hasta que los cambios en la presión arterial y la saturación de oxígeno se estabilicen. Un informe de abril de 2008 en el Journal of Trauma mostró que otros marcadores proporcionan datos importantes también. Tales medidas incluyen la variabilidad de la frecuencia cardíaca, la presión del pulso y la oxigenación del tejido. Todas estas medidas deben volver a los niveles previos a la cirugía antes de que usted pueda comenzar su rehabilitación física.

Un día después – Terapia de ejercicios

La terapia de ejercicio puede comenzar una vez que sus signos vitales se han estabilizado. Esta terapia a menudo comienza un día después de la operación. Cada persona tiene una respuesta diferente a la cirugía cerebral, por lo que algunos casos pueden requerir tiempo adicional. Un informe de febrero de 2011 en “Acupuntura china y Moxibustion” probó el efecto de la acupuntura y el ejercicio sobre la tasa de recuperación. La parte de ejercicio del tratamiento ofreció masaje y estiramiento. Pacientes inconscientes recibieron la combinación dentro de las 24 horas de la neurocirugía. Más del 80 por ciento de los sujetos tratados recuperaron la conciencia. Sólo el 46 por ciento de los sujetos no tratados recuperó la conciencia y los pacientes tratados tuvieron una menor tasa de mortalidad e incapacidad.

Un Mes Más tarde – Ejercicio Voluntario

Debe esperar varias semanas antes de comenzar el ejercicio voluntario o regresar a eventos deportivos. Un experimento descrito en el número de julio de 2007 de la revista Journal of Neurotrauma mostró que las ratas con daño cerebral necesitaban un mes para recuperarse completamente. Los mecanismos responsables de este hallazgo no están claros. Un producto químico conocido como factor neurotrófico derivado del cerebro parece desempeñar un papel importante. Ejercicio iniciado en unos pocos días de neurotrauma – como la experimentada durante la cirugía cerebral – no tuvo ningún efecto sobre esta sustancia, de acuerdo con el informe de 2004 en “Neuroscience.” En contraste, el ejercicio de dos semanas más tarde aumentó cerebro factor neurotrópico derivado.

Rehabilitación y protección del cerebro

Los doctores intentan minimizar el daño hecho al tejido del cerebro durante cirugía, pero el trauma de la cirugía cambia permanentemente su cerebro. Los principios de la plasticidad neural le permiten reorganizar su cerebro durante el proceso de curación, según un artículo de septiembre de 2011 en la revista Journal of Communication Disorders. Estos principios muestran que la adquisición de nuevas habilidades y el aprendizaje de nuevos hábitos ayudan a sanar su cerebro. El ejercicio puede facilitar este proceso. Una revisión en la edición de diciembre de 2005 de “Neurorehabilitation and Neural Repair” señaló que el ejercicio durante la recuperación de la lesión cerebral mejoró la reparación de tejidos. También aumentó el aprendizaje y la memoria. Estos cambios inducidos por el ejercicio hacen más que simplemente reconstruir su tejido neural. Protegen su cerebro de futuras lesiones, y luchan contra el proceso de envejecimiento.