Buena lista de alimentos para la diabetes

La American Diabetes Association publicó amplias recomendaciones dietéticas para adultos con diabetes en el número de noviembre de 2013 de “Diabetes Care”. En este informe, la asociación no recomienda ninguna dieta específica que todas las personas con diabetes deben seguir. En cambio, la ADA proporciona un marco para la alimentación saludable que puede adaptarse a las preferencias personales y las necesidades individuales. En general, la ADA recomienda una dieta compuesta principalmente de alimentos nutrientes densos. Esto significa comer alimentos naturales, sin procesar siempre que sea posible y evitar la comida rápida. Trate de comer una variedad de alimentos nutritivos, incluyendo verduras sin almidón, carnes magras, productos lácteos bajos en grasa y grasas y aceites saludables.

La ADA recomienda que llene la mitad de su plato con verduras sin almidón. Tales verduras son potencias nutrientes pero bajas en calorías y carbohidratos, así que llenar los vegetales puede ayudar con el control de las porciones. La lista de verduras sin almidón incluye verduras de hoja verde como espinacas, col rizada, collards, nabos, mostaza y lechuga. El brócoli, la coliflor y las coles de Bruselas son perfectos para asar o cocer al vapor. El apio, las zanahorias, los rábanos y las tiras de pimienta hacen los buenos bocados y los toppers de la ensalada. Los champiñones, la cebolla y el ajo se añaden fácilmente a sopas, estofados y tortillas. Así que poner verduras en la lista de compras y cargar en sus favoritos.

La proteína es una parte importante de una dieta saludable. En personas con diabetes tipo 2, la proteína puede mejorar la capacidad del cuerpo para responder a la insulina. Las buenas fuentes de proteína incluyen pollo, pavo, cortes magros de carne y cerdo, huevos, tofu y queso bajo en grasa. La ADA recomienda comer pescado dos veces por semana. Elija pescados grasos como el salmón, la caballa, el arenque, las sardinas y el atún albacora. Estos son todos altos en ácidos grasos omega-3, que pueden tener un efecto positivo en el colesterol de la sangre y también ayudan a reducir otros factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares.

Al igual que las verduras, las frutas están llenas de nutrición y son relativamente bajas en calorías y carbohidratos. Para la variedad, pensar más allá de la manzana básica y probar algo de esta lista: arándanos, frambuesas, fresas, peras, mango, papaya, naranja jugoso o higos. Según la ADA, comer fruta resulta en un mejor control de azúcar en la sangre que comer la misma cantidad de calorías y azúcar de alimentos como galletas y pasteles. Así que cuando realmente quiere algo dulce, elija frutas en su lugar. La ADA también recomienda 2 a 3 porciones de productos lácteos bajos en grasa. Las buenas opciones incluyen yogur natural y requesón.

Según la ADA, la cantidad ideal de ingesta de grasa para las personas con diabetes aún no se ha determinado, y el tipo de grasa consumida parece ser mucho más importante que la cantidad. Las grasas monoinsaturadas, o MUFAs, se recomiendan sobre la grasa saturada. Según el informe de recomendaciones de la ADA de 2013, algunos estudios han demostrado que una dieta rica en MUFA puede ayudar con el control de azúcar en la sangre y reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares. Los alimentos altos en MUFAs incluyen aceite de oliva, mantequilla de cacahuete, aguacates y muchas nueces. Las nueces de macadamia son especialmente altas en MUFAs. Tenga en cuenta, sin embargo, que todos los frutos secos y mantequillas de frutos secos son altos en calorías, así que comer con moderación.

Vegetales sin almidón

Carnes magras y pescado graso

Frutas y Lácteos

Grasas saludables